sábado, 19 de septiembre de 2020

Rubén Uría: de Axel Torres a Cristóbal Soria


Cuando creé el blog  en 2011, mis dos referentes eran Axel Torres y Rubén Uría. Ambos son de sobra conocidos. Televisión, radio, prensa digital e incluso han publicado libros. Axel, con sus brillantes análisis de los partidos, su habilidad para contextualizar sus opiniones, su capacidad para comunicar y conducir espacios futbolísticos sin meterse en ningún charco. Uría (seguidor confeso del Atlético de Madrid), buen comunicador y magnífico escritor, con un espíritu más crítico y vehemente, especialmente con los dueños del Atleti y la prensa de Madrid. Cuando Rubén sacaba el Hacha, poderosos del mundo del fútbol se tambaleaban. 

Poco a poco me fui dando cuenta de que a ese romanticismo que destilaba Uría al señalar al dúo proscrito chiringuitos varios se le iba viendo el cartón. Desde su posición neutral (respecto a los dos grandes de España) de colchonero, Rubén enjabonaba las andanzas del FC Barcelona y con el pretexto de poner en su sitio a periodistas y contertulios afines al Real Madrid, destilaba, siempre con buena pluma, un tufo antimadridista que particularmente no me gusta. Más que nada porque es un profesional serio y no un showman. Una cosa es denunciar los presupuestos abusivos de los gigantes de La Liga en relación al resto, y que aquellos copen la información deportiva diaria, y otra es hacer juicios de valor en función de cual de los dos clubes se trate.

Después de mucho tiempo sin saber de él, Uría hace en Goal.com la entrevista exclusiva mundial. Leo Messi se queda en el Barça. El periodista se dejó el Hacha en casa ese día. No formuló, según mi criterio, varias preguntas importantes de interés al que ha sido muchas veces Dios disfrazado de jugador de fútbol. No sé sí por estar pactadas o porque no quiso. Por falta de capacidad seguro que no fue. No intentó saber si se marchará libre el argentino a final de temporada. Si se planteó o se plantea bajar la cláusula de cara a que ninguna de las dos partes saliera o salga perjudicada. Si habló con Guardiola. Si tuvo negociaciones con el Manchester City u otro equipo. Si escuchará ofertas a partir de enero. Si cabría la posibilidad de que se quedase una temporada más en caso de ganar la Champions. Si no cree que la afición del Barça merecía que saliera a explicar la situación antes y no esperar diez días después de enviar el burofax dando lugar a decepciones y especulaciones. Es difícil que haya respuestas cuando no hay preguntas.

Es un éxito incontestable para el currículum del Hacha haber tenido frente a frente a Messi en uno de los momentos más importantes de la carrera del astro azulgrana. A mí me hizo recordar, no la entrevista concretamente sino la línea editorial de su trayectoria, a Cristóbal Soria, el cual desde su posición "neutral" sevillista sabemos de que pie cojea. Eso sí, sin el circo ni la pose de matón del ex delegado. En mi opinión, Messi se queda porque Bartomeu no se tragó el farol del burofax y no lo dejó ir a coste cero. Y a saber cuando resolverían los tribunales. Aún estando yo equivocado, Messi no calló bocas como da a entender Rubén de manera bravucona en su artículo en Sport "La camiseta no se mancha" . Messi tomó la decisión que más le convenía dadas las circunstancias.

Foto: Rubén Uría y Leo Messi durante la entrevista. (Goal.com)

domingo, 13 de septiembre de 2020

La vida sigue igual

Después de un final de liga sin seguirla en exceso y una pretemporada desconectado del fútbol, hoy me senté delante del televisor con el deseo de ver el estreno de nuestra querida UD en este nuevo curso. El partido no fue malo, el marcador sí. Puede que sea el subconsciente pero tengo la impresión de que lo de ayer ya lo he vivido en otras ocasiones, y me consta que a otras personas les pasa lo mismo. De la ilusión a la resignación en dos horas. Racha de partidos ganados sin poder ver al equipillo por trabajo y cuando puedo verlo pierde. Meses sin ir al Estadio y cuando voy el encuentro es un tostón. Equipo en buena dinámica con entradas al Gran Canaria discretas y cuando hay un llamamiento a la afición, ésta responde pero el resultado no es bueno. Y en general, cuando se ponen esperanzas en una temporada y te llevas un palo el primer día. Son sensaciones  sin lógica que posiblemente no sean reales pero parece que cuanta más ganas tiene uno de ver al equipo, más probabilidades hay de llevarse un chasco. Y es que al final para la sufrida afición amarilla, como cantaba Julio Iglesias, la vida sigue igual.

Foto: TotalNews Agency. Aythami, expulsado por doble amarilla, en un lance del partido

viernes, 11 de septiembre de 2020

Otra historia

En la entrevista realizada hace unos meses por Héctor Fernández en su podscast  llamado como el título de esta entrada  al veterano periodista Agustín Castellote, éste repasaba  algunas anécdotas de su carrera radiofónica en general y otras vividas con José María García en particular. Castellote me transportó a la época donde muy jovencito escuchaba al butano. Más tarde se puso de moda otra forma de hacer radio, en palabras de Agustín "periodismo desenfadado". José Ramón de la Morena, Paco González y compañía tenían un estilo más alegre y menos riguroso. Compaginé los dos programas nocturnos durante un tiempo, uno lo escuchaba en directo y el otro grabado en cinta de casete, hasta que me pasé definitivamente al del de Brunete. Hoy día, escuchando este capítulo de podcast que cito (y recomiendo) y especialmente al ser fiel oyente de La Libreta de Van Gaal donde los cortes de José Ramón tienen un "papel estelar", me arrepiento un poco de aquella decisión. 

En el instituto y en las canchas de fútbol se hablaba de los programas de la noche anterior. Los oyentes de radio eramos privilegiados al enterarnos de las noticias antes que los que las veían en la tele al día siguiente a mediodía. No había internet, la información deportiva fuera del equipo que fuera estaba en boca de todos y el periodismo deportivo era respetado. Aquello era otra historia.

Enlace a la entrevista a la que hace alusión esta entrada

Foto: Portada del podcast Otra Historia

jueves, 20 de agosto de 2020

Deivid

La UD Las Palmas ha anunciado la salida definitiva de Deivid. En esta segunda etapa de amarillo ha pasado sin pena ni gloria. Cuando llegó procedente del Sevilla hizo dos buenas temporadas pero su indecorosa huída tras el cordobazo lo convirtió en persona non grata. Su retorno años después nunca debió producirse. La grada lo recibió de uñas por no guardar el conveniente luto en uno de los días más tristes de la historia del Club, con el agravante de ser el yerno de Ramírez. Imposible que saliera bien.

Me parece lógico el "caluroso" recibimiento del populacho a Deivid en su retorno, pero también creo que posteriormente fue excesivo, cuestionándose incluso por los más desconfiados su ayuda a la gente afectada por los incendios del verano pasado. Para echar más gasolina al fuego, un informador deportivo con mucha influencia en la isla como es Rafa León de la Cadena Ser llevó el tema al ámbito personal.

Jonathan Viera sin ir más lejos hizo algo parecido. Puso rumbo a China con el equipo en Primera División en puestos de descenso con todavía posibilidades matemáticas de salvar la categoría, la cual finalmente perdió. Hubo críticas pero a su regreso, el 21 con su magia las convirtió en aplausos. Dos salidas poco éticas pero mientras que la del crack se olvidó, la del jugador común se criticó y ridiculizó.

Foto: EFE

miércoles, 29 de julio de 2020

Ruido


Desde que se reanudó La Liga no la he seguido en exceso. La frialdad en la grada o peor aún, la ridiculez del público artificial hacía que, bien me aburría, bien me daba vergüenza ajena. Lo cierto es que ningún partido consiguió seducirme. Lo poquito que llegaba a mis oídos era ruido. Ruido sobre los supuestos arbitrajes a favor del Madrid, ruido sobre el trabajo de Quique Setién, ruido cuestionando los goles de Cristiano Ronaldo en Italia (Penaldo, como lo llaman los más aniñados), etc. Lo cierto es que todos estos debates infantiles unido a los estadios vacíos hicieron que el fútbol me pareciera un entretenimiento poco apetecible.

Ahora hay un problema más serio. La suspensión del Deportivo de La Coruña-Fuenlabrada en la última jornada de la Segunda División ha hecho que el ruido se multiplique. Hoy me he enterado que aparte de los sabidos positivos por coronavirus de varios jugadores del citado Fuenlabrada, también ha habido alguno/s en el Real Madrid, Sevilla, Almería y Zaragoza. ¿Cómo gestionará el Presidente de La Liga el problema? Posiblemente haga lo que haga Javier Tebas la información nos llegará en forma de ruido. Hasta que llegue la Champions en poco más de una semana y la emoción del partido único atenúe el puerta cerrada, y espero que también haga lo propio como no, con el ruido.

Foto: Acción durante el Fuenlabrada-Deportivo de la primera vuelta. Marca.com

domingo, 14 de junio de 2020

Una vuelta accidentada

Como comenté en la entrada He vuelto, este blog lo escribo principalmente para mí (por supuesto también para el/la que quiera  leerme). Por ese motivo, narraré a continuación a modo de diario personal las vicisitudes de mi redebut, mucho más complicado de lo que a priori podría pensarse. Como resumen diré que si no llega a haber una pandemia mundial que me obligara a estar en el ERTE, jamás podía haber vuelto a escribir teniendo en cuenta el tiempo empleado en reacondicionar el blog.

El 10 de mayo, una semana antes del primer artículo, decidí que volvía Fútbol Sin Humo. Lo primero, elegir una nueva imagen de fondo. Tenía una antigua de Blogger que ya estaba obsoleta. Seleccioné como imagen de fondo el Estadio de Gran Canaria pero el problema venía en la edición móvil donde Blogger tiene plantillas no configurables. Los colores de Fútbol Sin Humo siempre fueron el verde del césped y el blanco de las líneas del campo, porterías y balón. En la versión móvil, salvo que toques mucho código, no se podía cambiar el color de la cabecera y elegí una de color morado que se parecía por lo menos en cuanto a diseño a la de la versión web.

domingo, 7 de junio de 2020

Entrevista. Doramas: "Tengo la espinita de no haber jugado en Tercera División"

Doramas García Ortega es un exfutbolista de fútbol regional que ha desempeñado durante 25 temporadas carrera como portero en diferentes equipos de la geografía grancanaria. Desde hace unas semanas es segundo técnico y entrenador de porteros del Unión Viera juvenil de División de Honor. Giovanni Hernández (primer entrenador) y Pedro Mesa (preparador físico) completan el cuerpo técnico. Doramas me ha concedido de manera telemática esta entrevista para Fútbol Sin Humo.

Pregunta: Buenas tardes. Primero que nada, dado estos tiempos que nos ha tocado vivir, ¿cómo estás, y como has pasado el confinamiento y estás llevando la desescalada? 

Respuesta: Buenas tardes. Estamos bien afortunadamente, con mucha preocupación por todo este tema del Covid pero con la responsabilidad de cumplir con el confinamiento y la desescalada. La mayoría del tiempo estuve de teletrabajo. En la desescalada pues llevándolo de la mejor manera y adaptándome según las fases que vamos pasando.

P: Esta temporada estuviste de segundo entrenador y entrenador de porteros del Villa (de Santa Brígida) Atlético. ¿Qué balance haces?

R: El balance en mi opinión ha sido positivo. A pesar de la suspensión de la temporada por la pandemia, estar con un grupo de jóvenes de primer año regional la mayoría aunque vengan de jugar  División de Honor (juvenil) no es fácil ya que en el fútbol regional hay muchos futbolistas con experiencia y se nota la diferencia. Por supuesto se adaptaron muy bien y aprendieron más conceptos del fútbol. También estuve esta temporada entrenando a los porteros del Tercera División del Villa. Fue una buena experiencia para seguir creciendo en esta faceta de entrenar a los porteros.

viernes, 29 de mayo de 2020

Liga de uno


Desde siempre me ha llamado la atención el dominio incontestable del Bayern Múnich en la Bundesliga y lo aburrida que parece la lucha por el título visto desde la perspectiva de los que no seguimos el campeonato alemán. Si en España, hasta la irrupción del Atlético de Madrid de Simeone, se hablaba de liga de dos, no me quiero ni imaginar el hastío con un sólo equipo dominante.

domingo, 24 de mayo de 2020

El opio del pueblo


El fútbol sin los aficionados es menos fútbol pero dadas las circunstancias excepcionales actuales es la fórmula (provisional) menos mala. Cancelar la temporada provocaría situaciones injustas a nivel clasificatorio y financiero de los clubes además de conflictos económicos con los dueños de los derechos televisivos. Ahora mismo puede parecer algo frívolo, pero este negocio no sólo nutre a futbolistas millonarios. Muchas familias dependen del balompié. Decía unas semanas atrás Fernando Roig, máximo accionista del Villarreal, que la entidad castellonense tiene en nómina a 623 trabajadores. Del Deporte Rey además de los empleados de cada equipo depende el periodismo deportivo y medios de comunicación en general, genera publicidad y por qué no decirlo, sirve de entretenimiento a millones de personas, como lo hace el cine, las series y el resto de la televisión en general.

jueves, 21 de mayo de 2020

The Last Dance y una reflexión futbolística


Anoche terminé de ver los dos últimos capítulos de la serie documental "The Last Dance" de Netflix. Trata de la última temporada de la época dorada de los Chicago Bulls y a su vez hace un repaso a toda la carrera de Michael Jordan y sus 6 anillos de campeón, ganados junto a su escudero Scottie Pippen y su técnico Phil Jackson. El documental es impresionante. Me recordó a mi etapa de adicto a la NBA (reflejada en su día en la entrada Te echo de menos Andrés). Las intrahistorias de los diferentes protagonistas con declaraciones actuales son buenísimas. Sin embargo, los dos últimos episodios (de diez en total) no me gustaron tanto pero no porque no estuvieran al nivel del resto sino por centrarse menos en el formato entrevista y más en resumir partidos, los cuales vi en su momento y además es sencillo acceder a vídeos de aquellos días.